BiGTEAM

Terapia con realidad virtual

Vivimos en un constante desarrollo tecnológico, en el que cada día tenemos nuevos dispositivos y avances digitales que llegan para facilitarnos y cambiarnos nuestra manera de vivir. Hace varios años que conocemos la realidad virtual, la cuál podemos definir como un mundo generado por ordenadores y sistemas informáticos que hacen experimentar a los usuarios la sensación de vivir inmersos en él. Seguro que la has probado alguna vez para divertirte, pero ¿sabías que se puede utilizar como herramienta de terapia y rehabilitación?

La realidad virtual, a través de esta inmersión e interacción en este entorno simulado, permite trabajar muchos aspectos que ayuden a mejorar la funcionalidad y calidad de vida de los pacientes. 

Este sistema utiliza diferentes dispositivos para interactuar y entrar en el entorno virtual como gafas o cascos de realidad virtual, guantes, pantallas o trajes especiales para una mayor percepción de estímulos. Se pueden diferenciar varios sistemas de realidad virtual según el tipo de inmersión y sensación de presencia que ofrezcan en el entorno virtual, por lo que podemos encontrarnos con:

      • Realidad virtual no inmersiva: El entorno se proyecta en la pantalla y se utilizan dispositivos como teclados, ratones o pulsadores. La sensación de estar dentro del entorno virtual es baja.
      • Realidad virtual semi-inmersiva: Se suelen utilizar varias pantallas que rodean al usuario y sistemas de captación de movimientos. Brindan una experiencia más inmersiva que la anterior pero no totalmente inmerso. 
      • Realidad virtual inmersiva: La sensación es de pertenecer al mundo virtual, interactuando con él e incluyendo todos los sentidos mediante diferentes dispositivos como el casco o las gafas.

Esta tecnología permite realizar diversas actividades, con diferentes grados de intensidad o dificultad, pudiéndose adaptar a las características y necesidades del usuario, en un entorno completamente seguro. Debido a que es una tecnología tan flexible y adaptable, se puede utilizar para trabajar aspectos como la mejora de las capacidades físicas y cognitivas, simulación de actividades de la vida diaria, habilidades sociales, modificación de conductas, mejora del aprendizaje, e incluso evocación de recuerdos y emociones mediante la inmersión en entornos que pertenezcan al pasado de la persona. 

Por tanto, vemos que esta herramienta es tan versátil que proporciona múltiples ventajas para pacientes de todo tipo y de todas las edades, con el fin de que alcancen el mayor grado posible de autonomía y de recuperación funcional. Además es divertida, lo que genera una mayor adherencia y motivación en el proceso de rehabilitación. 

All Right Reserved 2021 BigYoCuido