BiGTEAM

Síndrome postcaída

Uno de los síndromes geriátricos más importantes por su alta incidencia y por la gravedad de sus consecuencias, son las caídas.

Las causas de las caídas suelen ser multifactoriales, es decir, se asocian con diferentes factores de riesgo que ejercen un efecto sumatorio, afectando al equilibrio y la marcha. Pueden ser factores propios de la persona, a los que llamamos factores intrínsecos (enfermedades, edad, efectos farmacológicos, etc.), factores extrínsecos, los que proceden del entorno o de las condiciones ambientales y factores circunstanciales, derivados de las actividades que se estén realizando.

Las consecuencias tras sufrir una caída pueden ser diversas y de gravedad variable, comprometiendo así a la autonomía y calidad de vida de la persona. No solo existen consecuencias físicas como roturas, traumatismos o esguinces, sino que también pueden aparecer repercusiones socioeconómicas y psicológicas. 

Una de las consecuencias psicológicas más común es el “síndrome postcaída”. El síndrome hace relación a cuando, tras una caída, la persona tiene miedo de que vuelva a ocurrir, por lo que limita su movilidad y evita desplazarse. Esta restricción de movilidad da lugar a una peor condición física, que a su vez, junto con la pérdida de seguridad en sí mismos, aumenta aún más el riesgo de caída, creando así un círculo vicioso.

Los daños sufridos tras la caída, el no haberse podido levantar por sí solos y haber permanecido mucho tiempo en el suelo van a aumentar este sentimiento de inseguridad que los lleva a reducir considerablemente su movilidad y participación social. Todos estos factores tienen una repercusión directa en la calidad de vida de la persona como presentar mayor dificultad en la rehabilitación, dependencia de un cuidador, pérdida de contacto y recursos sociales o incluso depresión y sentimiento de inutilidad.

¿Qué podemos hacer para prevenir el síndrome postcaída?

Lo más importante es actuar de manera inmediata tras la caída. Algunos de los aspectos a tener en cuenta son:

      • Fomentar la movilidad de la persona evitando el reposo prolongado
      • Rehabilitación y ejercicios funcionales para ganar fuerza y mejorar equilibrio.
      • Controlar las demás consecuencias de la caída como el dolor o las fracturas.
      • Intervenir psicológicamente en los sentimientos depresivos y de ansiedad causados por el miedo.
      • Fomentar la autonomía de la persona evitando la sobreprotección.

No te pierdas nuestra próxima entrada en nuestro BiG BLOG!

All Right Reserved 2021 BigYoCuido