BiGTEAM

Responsabilidad Social Empresarial (RSE): LA CONCILIACIÓN

Comencemos por el principio, ¿Qué es realmente la RSE? La Responsabilidad Social Empresarial (RSE): Es la contribución al desarrollo humano sostenible, a través del compromiso y la confianza de la empresa hacia sus empleados/as y las familias de éstos/as, hacia la sociedad en general y hacia la comunidad local, con el objetivo de mejorar el capital social y la calidad de vida de toda la comunidad.

La responsabilidad social empresarial se focaliza, en tres áreas principales: 

    • El cuidado medioambiente, 
    • Las condiciones laborales de sus trabajadores/as
    • El apoyo a las causas humanitarias.

Una de las RSE más abordada actualmente es la responsabilidad en igualdad de género. 

Dicha responsabilidad se caracteriza por los objetivos de abordar las políticas de la igualdad; violencia, exclusión social y desigualdad económica y laboral entre mujeres y hombres; autoempleo y emprendimiento femenino; empleo femenino y brecha salarial; conciliación y negociación colectiva; liderazgo empresarial; fiscalidad e igualdad económica entre mujeres y hombres; presupuestos participativos y presupuestos públicos en clave de género; y responsabilidad social (en adelante, RS) en las empresas e igualdad de género.

De este modo, se hace evidente la importancia de disponer un plan de RSC que tenga en cuenta los planes de igualdad. Con su implantación sólo se hará que aportar beneficios a la empresa que lo lleve a cabo. Algunas de estas cuestiones positivas son bastante evidentes: como la eliminación del riesgo de incumplir la legislación de igualdad de género. O, lo que es lo mismo, se estará alineado con la ley vigente, que implica no ser sancionados, así como mejorar el posicionamiento de la empresa para el cumplimiento de pliegos de contratación pública.  

Cada vez más son las empresas que deciden crear un plan de igualdad basado en la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres.

Una de las medidas estrella de las empresas es tener en cuenta el derecho a la conciliación familiar. Los estudios demuestran que el beneficio se da tanto para las personas trabajadoras como para la propia empresa. Está comprobado que las políticas de conciliación en la empresa ayudan a mejorar el compromiso y la motivación de los trabajadores, y combaten el absentismo y el estrés laboral (causante de innumerables bajas). Por otro lado, que el entorno de trabajo sea estable y sano hace que la productividad mejore.

All Right Reserved 2021 BigYoCuido