BiGTEAM

Introducción a las terapias y terapias con animales

El mundo de las terapias ha ido evolucionando enormemente a lo largo de los últimos años. Debemos tener en cuenta que cada persona tiene sus propias necesidades y personalidad. Por ello, ante la necesidad de una terapia es importante contar con una atención centrada en la persona, es decir, modelo de atención que tiene por objetivo mejorar la calidad de vida respetando sus derechos y preferencias personales.

En otras palabras, existen distintos tipos de terapias porque hay distintos tipos de personas. En este sentido, no existe un enfoque psicológico que sea mejor o peor que otro, simplemente hay enfoques que se adaptan mejor a unas personas y a otras peor.

Antes de nada, vamos a diferenciar entre terapias farmacológicas y no farmacológicas. Por una parte, las terapias farmacológicas (TF) se utilizan para paliar los efectos de alguna patología y se caracteriza por la utilización de fármacos. Por otra parte, nos encontramos con las terapias no farmacológicas (TNF), es decir, es una intervención terapéutica dentro de un contexto y que entiende al usuario como un sujeto psicosocial, de forma que la intervención estará adecuada a las necesidades de las personas que participan en ellas, y repercute positivamente tanto en la persona, como en su entorno social y familiar.

Las TNF más utilizadas en el ámbito de las personas dependientes según los estudios son las Terapias de psicoestimulación, las terapias funcionales y la estimulación de Actividades de la Vida Diaria (AVD).

    • La psicoestimulación: es un conjunto de estrategias dirigidas a trabajar las diferentes áreas cerebrales. Podemos recoger en este punto todas aquellas actividades dirigidas a la orientación a la realidad, reminiscencia y estimulación cognitiva.
    • Las terapias funcionales son aquellas que pretende restablecer el funcionamiento óptimo o compensar la pérdida funcional, así como prevenir o ralentizar el deterioro funcional de una parte del cuerpo.
    • La estimulación de AVD también conocida como terapia psicomotriz, tiene por objetivo la armonía de las funciones mentales trabajando la coordinación de las acciones corporales.

Pongamos un ejemplo:

Las terapias asistidas con animales (TAA) están dirigida a la mejora de la autoestima, mejora de capacidades cognitivas como la atención, estimulación multisensorial de excelentes resultados con animales entrenados y dirigidos. En otras palabras, son aquellas que se basan en la promoción de un vínculo afectivo entre un paciente y un animal con el fin de propiciar una evolución en el proceso terapéutico de la persona.

Las áreas que se trabajan son las siguientes:

1. Área Física: todas aquellas actividades dirigidas a la mejora física del usuario,

2. Área Cognitiva: Dirigido a procesos de la memoria y del aprendizaje del usuario.

3. Área Emocional: Especialmente son todas las actividades dirigidas a la mejora en la expresión de emociones y sentimientos.

4. Área Relacional: Todas aquellas actividades donde se trabaje la relación con los otros mejorando las relaciones interpersonales.

Al trabajar todas esas áreas, las TAA tienen una serie de beneficios:

    • Trabajar la comunicación y las relaciones personas.
    • Incrementar la autoestima.
    • Aumento del sentido de la responsabilidad.
    • Disminuir la ansiedad y depresión.
    • Aumentar la inteligencia emocional.
    • Aumentar la seguridad.
    • Potenciar la estimulación cognitiva.
    • Mejorar el estado físico de la persona.

All Right Reserved 2021 BigYoCuido