BiGTEAM

Equilibrio ocupacional

¿Conoces el término “equilibrio ocupacional”? Entendemos por “ocupación” al grupo de actividades que tiene significado personal y sociocultural, que se nombra dentro de una cultura y apoya la participación en la sociedad. Podemos dividir las ocupaciones en tres áreas:

      1. Autocuidado: Actividades dirigidas al cuidado personal. Nos permiten seguir vivos y en buen estado (comer, asearnos, dormir, etc)
      2. Productivas: Actividades relacionadas con el trabajo y la educación.
      3. Ocio y tiempo libre: Actividades que nos producen disfrute, incluyendo el juego. 

En nuestro día a día realizamos múltiples y variadas actividades (trabajamos, vamos a comprar, llevamos a los niños al colegio, comemos, el gimnasio, etc.) y todas ellas suelen tener un significado para nosotros y/o para el entorno en el que vivimos. 

Estas actividades las organizamos mediante una rutina. Seguir una rutina y unos hábitos que mantengan un equilibrio entre todas las actividades es importante para lograr una adecuada calidad de vida. A este equilibrio lo llamamos equilibrio ocupacional. 

No es algo estático ni inamovible. Este equilibrio va a depender de unos factores externos (demandas de la sociedad, familia, cultura) y de factores internos (habilidades, intereses, metas, tolerancia, etc). Estos factores se encuentran en constante cambio a lo largo de nuestras vidas, por lo que el equilibrio ocupacional también variará. 

A veces, es complicado seguir una rutina y hábitos que mantengan este equilibrio entre todas las actividades, de ello depende el tiempo que se le dedique a cada una de ellas. El equilibrio ideal se ve reflejado por una distribución equitativa entre las actividades de la vida diaria básicas, instrumentales, ocio, participación social y área laboral o educativa. Esto no significa dedicarle el mismo tiempo a cada una de estas actividades, sino el tiempo necesario según intereses y necesidades de cada uno. 

Pero, ¿qué ocurre si no mantenemos un equilibrio ocupacional? Si no se dedica el tiempo suficiente a cada una de las áreas, quedarán necesidades sin cubrir, por lo que nos encontraremos con una alteración en nuestra calidad de vida. Este desequilibrio puede ocurrir por diversos motivos, como por ejemplo si nos encontramos en situación de desempleo. Si no nos adaptamos y no realizamos otra actividad productiva en el tiempo que dedicábamos al trabajo, podemos sufrir este desequilibrio. Otros ejemplos donde nos lo podemos encontrar es en la aparición de una enfermedad, cambios de roles (jubilación), centrarse en un área más que en otra, falta de oportunidades o recursos reducidos, o problemas sociales a gran escala como por ejemplo la reciente pandemia con los cambios y restricciones que hemos tenido que vivir durante este tiempo. 

Ahora que ya sabes la importancia que tiene mantener un buen equilibrio ocupacional, os dejamos algunos consejos para poder llevarlo a cabo:

      1. Una buena organización. Establecer una rutina dándole los tiempos necesarios a cada actividad es primordial para que no nos quedemos sin tiempo al final de día y nos falten horas para hacer todo lo que necesitamos (trabajo, ocio, participación social, etc). Hacer horarios y utilizar agendas es un buen método de ayuda para organizarnos.
      1. Adaptación. Si estamos en un momento en el que sufrimos este desequilibrio en alguna de las áreas, como por ejemplo, perdemos nuestro trabajo, es necesario adaptarnos a las nuevas circunstancias y buscar otras actividades de carácter productivo (estudiar un curso, búsqueda activa de empleo, tareas del hogar, voluntariado, etc).
      1. Hábitos saludables. Dormir una media de 7-8 horas diarias, llevar una alimentación saludable y realizar ejercicio de manera regular, nos va a ayudar a encontrarnos mejor, disponer de más energía a lo largo del día y, por tanto, aprovechar mejor nuestro tiempo.
      1. No te olvides del ocio. El ocio y tiempo libre y la participación social son ocupaciones de gran importancia para todos nosotros. Vamos a dedicarle el tiempo que necesitan y no nos olvidemos de la repercusión que tienen en nuestra salud (mental y física). Si no sabes en qué utilizar este tiempo, explora nuevas actividades (pintura, música, aire libre, etc) para encontrar nuevos intereses y dedícale tiempo a tus amigos y familiares. 
Y tú, ¿mantienes un buen equilibrio ocupacional?

All Right Reserved 2021 BigYoCuido