BiGTEAM

El suelo pélvico… ese gran desconocido

Aunque todos hemos escuchado su nombre alguna vez, para muchas mujeres, y sobre todo para muchos hombres, el suelo pélvico sigue siendo un gran desconocido.

Este desconocimiento puede suponer un gran problema para nosotros, ya que aunque es una pequeña parte de nuestro cuerpo, es tan pequeña como importante, y afectará de forma directa a nuestra calidad de vida.

Es muy importante que tengamos claro que el debilitamiento del suelo pélvico, puede afectar a nuestro bienestar físico, psíquico y social.

Pero… qué es exactamente el suelo pélvico?

El suelo pélvico es el conjunto de músculos y fascias que cierran la cavidad abdominopélvica en su parte más inferior. 

Está formado por una compleja estructura de músculos con diferente morfología y, por lo tanto, con diferentes funciones. Desde el punto de vista funcional, los músculos del suelo pélvico se dividen en dos planos: profundo y superficial. 

La musculatura profunda está formada por el músculo elevador del ano, con los fascículos iliococcígeo, pubococcígeo y puborectal, y el músculo coccígeo. 

La musculatura superficial está compuesta por la membrana perineal y los músculos del periné.

El suelo pélvico está compuesto en un 70% por tejido conjuntivo y en un 30% por fibras musculares, de ese porcentaje, el 80 % corresponde a fibras tipo I y el 20 % restante a fibras tipo II, por lo que se considera musculatura tónica o postural. 

La musculatura tónica es la encargada de fijar los segmentos corporales en todo momento, lo que implica que siempre sea necesario un mínimo grado de contracción, por lo que es relativamente sencillo que puedan producirse sobrecargas al crearse tensiones exageradas o descompensadas.

¿Quieres saber qué trastornos están asociados al suelo pélvico y sobre todo cómo poder prevenirlos?

No te pierdas nuestra siguiente publicación de BiG Fit en nuestro BiG Blog!

All Right Reserved 2021 BigYoCuido