BiGTEAM

El síndrome del cuidador quemado

Seguramente, muchos/as de vosotros y vosotras habéis llegado hasta aquí porque os gusta cuidar. 

Todos y todas estamos de acuerdo con que es una experiencia muy positiva y gratificante. No obstante, no podemos olvidarnos de nuestro propio autocuidado mientras dedicamos todo nuestro esfuerzo a cuidar a los demás.

Es común que muchos cuidadores y cuidadoras experimenten periodos donde el estrés, la ansiedad e incluso la frustración estén muy presentes. Es lo que se conoce como síndrome del cuidador quemado.

Aunque lo parezca, este término no es nuevo, sino que se remonta años atrás. En 1974 fue mencionado por primera vez por el psicólogo estadounidense Herbert J. Freudenberger, y en 1977 la psicóloga estadounidense Christina Maslach dio a conocer el término en el Congreso anual de la Asociación Americana de Psicólogos. Ella lo definía como el desgaste emocional y físico” que siente la persona que convive y cuida de una persona dependiente, como consecuencia de vivir continuamente situaciones de estrés debido a esta situación.

Para poder reconocer el síndrome del cuidador quemado y saber detectarlo antes de que la situación de un cuidador o cuidadora empeore, a continuación os dejamos los principales síntomas que nos ayudarán a percibirlo:

Síntomas físicos

      • Cansancio y agoramiento.
      • Trastornos del sueño y abuso de medicamentos para poder conciliarlo.
      • Abandono del aspecto físico.
      • Dolores musculares, cefaleas…

Síntomas emocionales

      • Sentimientos de culpa y tristeza.
      • Cambios de humor.
      • Dificultad para concentrarse.

Síntomas sociales

      • Aislamiento familiar y social. 
      • Desinterés por actividades de ocio.

All Right Reserved 2021 BigYoCuido